MOOC y sostenibilidad, según Stephen Downes

Hace unos días Stephen Downes compartía la presentación que usó durante su charla “Sustainability and MOOCs in Historical Perspective” en un encuentro internacional sobre educación virtual celebrado en Bogotá.

Como es habitual en sus presentaciones propone una gran cantidad de ideas y datos que, por una parte, invitan a la reflexión y, por otra, clarifican algunos puntos.

Downes hace un recorrido por los distintos hitos, recursos y prácticas pedagógicas desde la formación a distancia al e-learning, terminando en el llamado e-learning 2.0 lo que le da pie para introducir conceptos y prácticas emergentes como el conectivismo, los Entornos Personales de Aprendizaje y los MOOC.

Sobre estos últimos, y desde un punto de vista pedagógico, Downes destaca algunos aspectos clave que ya hemos comentado como el aprendizaje autodirigido e informal, la importancia del proceso frente al contenido, el énfasis en la búsqueda y selección de recursos, o la comunicación basada en una gran diversidad de puntos de vista.

Según Downes, tecnológicamente hablando, los MOOC dependen de repositorios [formales o informales], redes sociales y de la sindicación de contenidos.

Por lo que se refiere a los modelos de MOOC, al igual que en el artículo que publicabamos la semana pasada [Algunas cosas que he aprendido sobre MOOCs], Downes expone las diferencias entre los distintos tipos de cursos abiertos que han surgido estos últimos años. Para ello se apoya del siguiente esquema, procedente del artículo Three Kinds of MOOCs de Lisa M. Lane:

Hacia la izquierda se sitúan los MOOC conectivistas [cMOOC] y hacia la derecha los no conectivistas [xMOOC]. Afrima Downes que para que los xMOOC sean viables deberán acercarse al modelo metodológico de los cMOOC.

Esta doble perspectiva metodológica excede el ámbito de los MOOC para que nos la planteemos en cualquier otro tipo de actividad de enseñanza/aprendizaje. En este sentido transcribo un fragmento de una entrevista que Howard Rheingold hizo el año pasado a George Siemens sobre los MOOC:

En realidad no estoy al tanto de ninguna investigación que demuestre que la estructura lineal produzca mejores resultados que las estructuras caóticas y serpenteantes. Nuestra intención, basada en nuestras teorías de aprendizaje, es argumentar que dar sentido a ese caos es en realidad el corazón de las experiencias de aprendizaje, pero si un instructor da sentido a ese caos para ti y te da todas las lecturas y establece la ruta completa que debes seguir, entonces destripa en gran parte la experiencia del alumno porque es el docente el que le ha dado sentido al caso y todo lo que tiene que hacer el alumnado es seguir el camino prefijado.

Quien me iba a decir que D. Benito Méndez, mi profesor de matemáticas de Bachiller, era un eduPunk que ya había descubierto la importancia de este ‘dar sentido al caos’ para el aprendizaje cuando me decía… “si quieres aprender algo enseñaselo a otra persona”.

Al respecto de la sostenibilidad de los MOOC, Downes apunta algunas ideas que nada tienen que ver con el enfoque de marketing que muchas Universidades han seguido en su implantación, sino en ideas como la comercialización de la evaluación o el desarrollo de algunos contenidos comerciales que  puedan enriquecer a los contenidos abiertos disponibles.

También destaca el papel que en el futuro próximo pueden jugar las aplicaciones educativas, tanto las abiertas como las comerciales, basadas en el modelo de Apple Store o del Android Market, a través de la integración en la estructura tecno-pedagógica de los MOOC mediante la especificación IMS.

25 Comentarios respuesta

  • estelaripa27 noviembre, 2012 at 10:54 pm

    Hola David!

    Gracias por este nuevo post, una síntesis interesante y clara, que ayuda a seguir poniéndonos al día en este tema.

    Creo que muchas veces nos acercamos a un curso con una necesidad parecida a la que me llevó a tu post y agradecemos que alguien nos allane el camino para encontrar lo que buscamos, con la inversión de tiempo y esfuerzo que estamos en condiciones -o deseos- de dedicarle.

    Digo esto porque la cita de Siemens podría llevar a alguien a pensar en forma descontextualizada en los MOOC, como una alternativa intrínsecamente superior a otras formas de aprendizaje.

    Considero, por el contrario, que es muy importante recordar la importancia de salvaguardar la “biodiversidad” educativa, con propuestas que se hagan eco de las diversas necesidades, gustos, momentos y condiciones de aprendizaje de las personas, evitando así el peligro que siempre nos acecha de mirar desde una óptica restringida, interesante para nuestro ámbito profesional pedagógico, pero alejada de las experiencias e intereses de otro tipo de perfiles.

    Un cordial saludo

    Estela

    Responder
    • David Álvarez27 noviembre, 2012 at 11:04 pm

      Sin duda los MOOC no son aptos para todos los gustos, no todos aprendemos igual ni tenemos la misma actitud hacia el aprendizaje. En mi caso prefiero soluciones más abiertas, que me permitan más libertad para dirigir mi proceso de aprendizaje. Entiendo que hay otras personas que prefieren sistemas muy dirigidos. Ninguna opción es mejor que otra, cada uno tiene que buscar aquello donde mejor se encuentra.

      Gracias por tu aportación :)

      Responder
  • estelaripa27 noviembre, 2012 at 11:23 pm

    Gracias por tu respuesta. Pero la verdad que ponerlo en términos de personas que prefieren libertad y otras que gustan de lo “muy dirigido” me parece que continúa connotando que una opción es superior a la otra. Evidentemente la autonomía es superior a la dependencia. Pero no creo que sea de eso de lo que se trata, o al menos quisiera decir que no es solo de eso.

    Ojalá pudiéramos hablarlo personalmente, sería más fácil y rápido :)

    Responder

Deja un Comentario

Por favor, introduzca su nombre. Por favor introduzca una dirección de correo válida. Por favor, introduzca su comentario.