Badges: acreditando los aprendizajes informales

Sabemos que el aprendizaje se produce más allá de la educación formal y la educación no formal, fuera de las aulas, sin fronteras. Así lo han demostrado nuevos modelos de aprendizaje y la apertura de importantes entidades educativas como el MIT con OpenCourseWare. No proporciona título, ni créditos, ni tiene reconocimiento oficial, pero sí ofrece cursos de calidad y de reconocido prestigio en formato abierto, disponibles para todos.

Internet es para el aprendizaje informal una ventana abierta a la construcción permanente de conocimiento, impulsando la inteligencia colectiva fuera de estructuras académicas formales. El desarrollo tecnológico facilita el aprendizaje a lo largo de la vida, algo vital en una sociedad en constante evolución en la que el ser humano ha de aprender a adaptarse como modus vivendi.  Pero ¿cómo es posible acreditar que poseemos una competencia si no tenemos un título?

La “titulitis”, esa gran pasión de algunos y algunas por acumular certificados, es algo obsoleto y hoy podemos decir que incluso los CV, en muchos ámbitos, han quedado sustituidos por perfiles en Linkedin u otras redes profesionales. Aún así, seguimos teniendo la necesidad de mostrar al mundo lo que sabemos, sabemos hacer y sabemos ser. Es aquí donde los badges han irrumpido con fuerza y mucho más si tenemos en cuenta que la gamificación o ludificación (según uno quiera traducir de gamification) está aportando mucho al aprendizaje. Véase el post de Dolors Reig, Gamificación y formación en 200 segundos, o este otro de Javier Díaz, Gamification, una forma de integrar la capa lúdica en e-learning

¿Qué son realmente los badges?

La traducción de badges es insignias, hay quien lo traduce como “chapas”, y han obtenido gran protagonismo con aplicaciones como Foursquare y otros programas, casi siempre asociados a la geolocalización. Obtienes insignias por tu primer check-in en un lugar, por ir 10 veces al gimnasio en 30 días, por estar 3 veces en un mismo lugar en una semana… Hay badges para casi todos los gustos, sin duda algo que recuerda al ámbito militar e incluso a los scouts. Para los más curiosos, en sitios como ALT1040 puedes encontrar un listado de badges de Foursquare.

¿Qué aportan los badges al aprendizaje?

En líneas generales, los badges:

  • Motivan
  • Reconocen esfuerzos y conductas
  • Establecen metas
  • Representan logros, adquisición de conocimientos y destrezas

Se puede decir que vienen a cubrir un gap existente en el reconocimiento de las competencias adquiridas en el aprendizaje abierto o informal.

A modo de ejemplo, destacar como experiencia el congreso organizado por Observatorio para la CiberSociedad (OCS) y la UNED: Hybrid Days cuyo tema central fue la sociedad híbrida, donde conocimiento y acciones se generan en un punto intermedio entre lo virtual y lo físico. En su dossier se explican los dos tipos de badges otorgados en el congreso: CORE badges y SKILL badges. Era posible intercambiar los badges obtenidos por créditos, becas o premios.

Si los badges se utilizan como lo hacen aplicaciones del tipo Foursquare, posiblemente, sólo sirvan para medir cuantitativamente valores como la participación en foros, aportaciones en blogs… pero los badges deben ir más allá y acreditar competencias en sistemas de aprendizaje abiertos e informales.

Así lo entiende la Fundación Mozilla con su iniciativa Open Badges Project que trabaja en el desarrollo de infraestructura para la interoperabilidad y consecución de badges. A diferencia de Hybrid Days, anteriormente mencionado, Mozilla Open Badges busca una estandarización de estas “insignias” para hacer un uso de ellas socialmente reconocido.

Sin duda queda mucho camino por andar y los badges suponen un importante avance en el reconocimiento de competencias: conocimientos, habilidades y destrezas en el aprendizaje informal, una gran laguna hoy día, aunque siempre he pensado que la validez del título no la otorga quien lo emite, sino quien lo recibe.

Infografía resumen:

Imagen

imagen 1 | Mi colección de chapas por Tyrexito con licencia CC-by-nc-nd
imagen 2 | Diagrama de Badges en wiki.mozilla.org  con licencia copyleft

Olga Fernández es licenciada en Ciencias de la Información y especialista en TIC aplicadas al Aprendizaje. Actualmente trabaja como Gerente de Operaciones Sur en elogos y tiene una amplia experiencia liderando proyectos de formación y comunicación para la administración pública y organizaciones empresariales.

Scoop-it: Siempre Aprendiendo

34 Comentarios respuesta

  • Jorge Méndez3 octubre, 2012 at 7:11 pm

    Muy interesante y pertinente la posibilidad del badget para reconocer estudios o participaciones en eventos académicos.

    Responder
  • Miguel Pérez18 octubre, 2012 at 10:07 am

    Hola Olga, muy interesante el post que he encontrado gracias a @balhisay, me ha aclarado algunos conceptos. Solo una puntualización por ver que opinas.

    En mi asociación scout ya no usamos las badges desde hace tiempo para simbolizar el progreso personal de cada uno por varios motivos, En primer lugar porque conseguir la insignia se convertía en un fin en lugar de ser un medio y en segundo lugar porque nos parecían demasiado cerradas y limitadoras. Por ejemplo, para conseguir la insignia “deportista” debías correr 10Km en carrera contínua, pero el nivel de esfuerzo que eso le supone a cada uno es distinto. En su lugar lo que hemos hecho ha sido sustituir las pruebas cerradas para conseguir la insgnia por roles a asumir por el niño. Es el propio interesado el que acuerda con su monitor lo que debe hacer para considerar superado ese ámbito. Dicho de otra forma, las pruebas se definen a medida del niño.

    Mi reflexión va en el sentido de la siguiente pregunta ¿Podemos “customizar” las badges en el e-learning? (Vaya 3 palabros en la misma frase…) ¿Es escalable si lo hacemos?

    Muchas gracias de nuevo!!!.

    Responder
  • Olga Fernández18 octubre, 2012 at 4:00 pm

    Hola Miguel,
    El tema que planteas es un dilema muy interesante y que puede dar lugar a un buen debate: ¿personalización-customización de los badges o estandarización?
    La customización va más en la línea del mundo cambiante en el que vivimos, pero tendemos a la estandarización para que las competencias puedan ser reconocidas en otros niveles (empresas, organizaciones, etc). Esta personalización recortaría sin duda las posibilidades de escalabilidad que plantea la infografía final, pero sería mucho más tangible en lo que respecta a las individualidades.
    Puede que con la estandarización estemos cayendo de nuevo en la titulitis pero cambiando la forma, el fondo permanece.
    mmmm…. sigo pensando… Buen dilema…

    OLGA

    Responder

Deja un Comentario

Por favor, introduzca su nombre. Por favor introduzca una dirección de correo válida. Por favor, introduzca su comentario.