En septiembre de 2010, animado por la interesante iniciativa de mi amigo Miguel Ángel Máñez en su blog de referencia en el ámbito de la salud [Salud con Cosas], puse en marcha una serie de publicaciones semanales en las que me colocaba el traje de Content Curator para filtrar y compartir con los lectores y lectoras de esta bitácora los artículos que me habían parecido más relevantes durante la semana. Estos artículos se publicaban cada domingo y eran una especie de resumen de la Blogosfera Educativa.

Esta actividad se desarrolló entre septiembre y diciembre de ese año 2010 con un gran interés por parte de docentes y otras personas interesadas en las temáticas que tratamos en esta bitácora, algo que se evidenciaba con el incremento de visitas al blog durante el domingo, algo por otra parte inusual ya que el fin de semana suele ser bastante malo para las estadísticas de un blog.

En enero de 2011 pensé en ampliar el ‘equipo’ tras ese resumen dominical y para ello abrí un grupo en Diigo al que llamé ‘Lo Mejor de la Blogosfera Educativa’. De esta manera cada semana el artículo se alimentaba no sólo de mis lecturas y recomendaciones sino también de las de otros miembros de la comunidad educativa a través de este grupo.

La siguiente vuelta de tuerca llegó en septiembre de ese mismo año, y por tanto doces meses después de comenzar a publicar estos resúmenes semanales. En ese momento decidí automatizar las publicaciones usando una de las herramientas que Diigo ofrece. De esta manera solo había que etiquetar adecuadamente tu marcador en el grupo de Lo Mejor de la Blogosfera Educativa para que este apareciera en el resumen dominical. A mi me alivió de mucho trabajo de edición de cada artículo, pero en el camino se quedaron muchos lectores de esta entrada semanal, así es que con el tiempo dejé de publicarla.

Además de los datos que lanzaban las estadísticas hubo otros elementos que me hicieron reflexionar sobre el rumbo que había tomado esta sección del blog, especialmente cuando Jordi Adell me comentó que le gustaba más el artículo cuando era yo el que hacía de ‘curador’.

Este vídeo del canal GoogleWebmasterHelp me terminó de ayudar a entender mejor lo que había ocurrido:

¿Qué he aprendido?

La curación de contenidos no es seleccionar canales o fuentes y agregarlas, aún menos hacerlo de una forma automatizada. Esta forma de redistribuir recursos carece de nuestra voz, no aportamos valor propio más allá de la selección de estas fuentes, y por tanto no genera compromiso en nuestra comunidad. Curar contenidos es algo más que agregar contenidos.

Esto hace a servicios como Paper.li poco interesantes frente a contenidos curados de forma artesana, como ocurre con los temas de Scoop.it. ¿Cuántas veces has pinchado en un enlace a Paper.li en Twitter?

En la curación de contenidos cada recurso adquiere nuevos significados según el nuevo contexto que ocupa, por eso es vital que el contenido curado no sea simplemente una agregación de recursos. El content curator debe contar una historia a través del recurso y esa historia es la que facilita esos nuevos significados de los elementos informacionales más sencillos que forman parte del nuevo artefacto digital. El curator debe ser también un storyteller.

A mayor diversidad de tipos de contenidos (y en la red abundan: imágenes, vídeos, infografías, presentaciones, e-books, mapas de tiempo, podcast,…) más rico será el resultado de nuestra curación de contenidos.

El curator debe apropiarse de los espacios que mejor se adapten a sus habilidades narrativas y técnicas así como a las necesidades y hábitos de consumo de información de su comunidad. Es decir, no debe limitarse a usar las herramientas que se ofrecen como servicios de curación de contenidos.

¿Y ahora qué?

Las publicaciones dominicales de esta bitácora han tenido distintos enfoques desde 2010. Desde citas hasta los mencionados resúmenes de la blogosfera educativa o recomendaciones culturales.

A partir del próximo domingo, y espero que con periodicidad semanal, tendrás una selección de contenidos curados, recuperando así el espíritu y la dinámica original de ‘Lo Mejor de la Blogosfera Educativa’.

Espero que guste ;)

3 Comentarios respuesta

  • Marimar Roman (@MarimarRoman)1 septiembre, 2013 at 10:21 am

    Me parece muy acertada tu reflexión, hace ya unas semanas que cerré mi Paper.li porque se había convertido en un elemento que ensuciaba mucho mi TL y además no aportaba nada, ni a mi, ni a nadie.
    Espero que disfrutes de esta “retomada” etapa. Aportar el punto de vista de cada uno, ayuda a construir la inteligencia colectiva, a crear redes y a fomentar diálogos.
    Gracias por tu trabajo.

    Responder
  • Mariano Sbert1 septiembre, 2013 at 6:15 pm

    Espero que me guste. Confío en que así será después del año que hace que te voy siguiendo.
    Estoy de acuerdo contigo en la definición de curar contenido.
    Mi lucha es con las prisas y con la “falta de inspiración” en el momento en que cazo el contenido y lo quiero compartir.Creo que necesito centrarme más y aprender algún hábito. Feliz re-entré.

    Responder

Deja un Comentario

Por favor, introduzca su nombre. Por favor introduzca una dirección de correo válida. Por favor, introduzca su comentario.