Innovar aceptando los fracasos o Fracasar por no estar dispuestos a Innovar

Hace un par de semanas reseñaba en esta bitácora la invitación de Kristau Eskola a participar en las primeras jornadas del proyecto auKEra, organizadas en colaboración con aulaBLOG y con el asesoramiento de mi amiga Itziar Kerexeta. A pesar del descalabro en la agenda que supone estar casi tres días levantado de la mesa de trabajo, era imposible rechazar esta invitación que me permitía conocer mejor la realidad de la educación concertada en Euskadi.

Desde el sector público se tiende a observar a la concertada y a la privada con cierta ‘envidia’ en lo que se refiere a recursos y a innovación pedagógica [aprendizaje cooperativo, inteligencias múltiples, integración de las TIC en el currículo,…], si bien no hay tanto de lo primero como se piensa, mientras que lo segundo está motivado por la necesidad de ofrecer una educación más acorde con el actual contexto sociocultural y económico, y mostrando por tanto a las familias que buscan centro una propuesta educativa más atractiva.

Esto ha quedado patente tanto en los intereses que mostraban los asistentes en las conversaciones de pasillo, como en las experiencias y propuestas que llegaban desde el estrado en el primer encuentro auKEra. Lamentablemente no pude asistir hasta el final del encuentro por temas de logística y me perdí el interesante cierre de Asier Gallastegi y tampoco pude participar en la dinámica de Design Thinking que nos propuso Charo Fernández, aunque Isidro Vidal trabajó algunas técnicas creativas en su taller del viernes tarde [por cierto, ¿recuerdas cuando Isidro nos explicaba cómo es su PLE?]. Afortunadamente sí que pude disfrutar de la charla de Mar Izuel, directora del Colegio Nazaret Oporto.

Inauguraban las jornadas Begoña Garamendi [Directora de Innovación Educativa del Gobierno Vasco] y Mikel Ormazabal [Director General de Kristau Eskola] con ideas muy sugerentes que planteaban con claridad el marco de las jornadas, como “estamos preparando al alumnado para una realidad que ya no existirá cuando salgan de la escuela” o “no venimos a hablar de herramientas, venimos a hablar del cambio del rol docente”.

Mar Izuel en 1aukeratopaketa

Mar Izuel, por Josu Garro

A continuación tomaba la palabra Mar Izuel para compartir con los más de 150 profes del auditorio su experiencia de liderazgo en el proceso de cambio de un centro educativo. El espíritu innovador del Colegio Montserrat y las propuestas de Montserrat del Pozo [o Sor Innovación, como se la conoce en la Red] sobrevolaban el discurso de Mar Izuel.

Algunas ideas que nos lanzó Mar recogidas a modo de tweet:

  • el aprendizaje significativo se produce a través de la emoción;
  • las profesiones del futuro serán ‘mutantes’ [ingeniero del tiempo, consultor del cambio, caos manager,…] y tenemos que preparar al alumnado para ese futuro incierto y en constante cambio;
  • la Escuela no es una burbuja al margen de la realidad pero sí debe de ser un lugar de cambio permanente;
  • es necesario ir más allá del currículo;
  • el objetivo de la Escuela debe ser que el alumnado comprenda la realidad con contenidos y no simplemente comprender los contenidos;
  • enseñamos la estructura del patín pero nunca permitimos jugar al hockey sobre patines;
  • la vida es interdisciplinar, más allá del currículo;
  • deberíamos aspirar a que el alumnado nos cocine, no que nos recite recetas;
  • no hay aprendizaje si no hay reflexión, la mera acumulación de información no sirve para nada;
  • buscar la innovación sostenible: miro lo que puedo cambiar, cómo hacerlo y hago testeo;
  • el profesorado no debería trabajar como llaneros solitarios, sino manejando juntos un lenguaje común, acogiendo al que se lanza;
  • las reuniones de profes deberían de servir para reflexionar, no para informar;
  • credibilidad y complicidad con las familias, abrir las aulas para que participen en el aprendizaje de sus hijos e hijas;
  • no demos el pez, ni enseñemos a pescar, ¡revolucionemos la industria pesquera!.

Finalmente planteaba la transformación de un centro a partir de estos cuatro pilares:

  1. Currículo, metodologías y evaluación: aprendizajes significativos, contextualizados, con una evaluación no sumativa sino procesual, que sea útil para acompañar, y un análisis de qué tecnologías nos ayudan a desarrollar esos aprendizajes;
  2. Rol del alumno y rol del profesor: el alumnado como protagonista de sus aprendizajes, el profesor como un coach que le acompaña y la tecnología cobrando todo su sentido al posibilitar la cooperación;
  3. La organización: desarrollar un auténtico sentido de equipo [pasar del “nadie es indispensable” al “todos somos indispensables para asumir un proyecto común”], todos aprenden de todos, poner la estructura de los tiempos de la Escuela al servicio del aprendizaje, confianza entre los miembros del claustro;
  4. Los espacios arquitectónicos: hacer visible el aprendizaje en los pasillos, en las paredes, documentar los procesos, adaptar los espacios a las necesidades de aprendizaje, y no los aprendizajes a los espacios.

Sobre estos cuatro puntos me gustaría destacar como muy relevante el que hace referencia a la organización de los centros. Especialmente en la enseñanza pública no hay una auténtica gestión de los recursos humanos, no hay gestión del talento, una actividad que corresponde claramente a los equipos directivos, que no solamente han centrado su atención en la gestión administrativa, en detrimento de la gestión de sus recursos humanos, sino también olvidando su responsabilidad en ejercer un liderazgo pedagógico en sus centros, que a menudo son reinos de Taifas donde cada docente hace y deshace a su antojo.

Creo que es fundamental abordar este aspecto en el sector público, ya que los centros concertados y privados, al contar con una estructura y unas relaciones laborales específicas con su profesorado, afrontan el tema desde una perspectiva diferente, aunque quizá no siempre con el mismo éxito que el Colegio Nazaret Oporto.

Otra de las ideas clave del discurso de Mar que me gustaría destacar hace referencia al riesgo y al fracaso. Decía Mar que innovar es arriesgar, evidentemente hay que asumir la posibilidad de fracasar, pero que si no se innova [y no se está dispuesto a fracasar] nos arriesgamos a fracasar igualmente.

Parece evidente que estamos hablando de dos tipos de fracaso diferentes, el primero podríamos considerar que es un fracaso coyuntural, consecuencia del propio proceso de innovación, y que puede ser empleado para corregir nuestra estrategia. El segundo, el fracaso al que nos conduce el desechar la innovación como parte de nuestra cultura de trabajo por miedo al fracaso, es un fracaso estructural, que no nos aporta ninguna información y por tanto no nos permite mejorar.

Podríamos hablar entonces de fracasos [muchos, pequeños y en minúscula] en clave de aprendizaje de las organizaciones y de Fracaso [uno y con mayúscula] como consecuencia de una falta de estrategia de crecimiento y evolución.

No quisiera terminar este artículo sin destacar la parte de experiencias que compartieron compañeros y compañeras de la red de Kristau Eskola. Me entusiasmaron especialmente las que nos presentó Jabi Luengo [del colegio Hirukide], como Kubo [por su dimensión social] o Izar Galaktik, por su conexión con el proyecto LIMASAT del IES Santa Rosa de Lima, que hemos tenido la suerte de contar en Profundiza.

16337042896_a90206f18a_k

Paul Ibarra, por Josu Garro

La organización también nos regaló un taller sorpresa a los que nos gusta la nueva cocina, gracias a la mediación del amigo Josu Garro, en forma de charla sobre cocina, tecnología, creatividad e innovación que bajo el título de Revolución en los Fogones ofreció Paul Ibarra, chef de cocina y miembro del equipo de I+D del Restaurante Etxanobe [muy recomendable seguir su blog]

Finalmente citar la interesante presentación de Garbiñe Larralde [De bomberos a aprendedores], a la que al fin pude desvirtualizar, así como hice con Josean Prado y con Javier Buces.

Por cierto, Garbiñe y Josean nos han regalado sendos storifies de las jornadas que te recomiendo que consultes para tener una visión global del mismo y que han sido de gran ayuda para redactar este artículo [Storify recopilado por Garbiñe, Storify recopilado por Josean].

Mi presentación puedes descargarla, como siempre, desde Slideshare. Y si la necesitas en formato editable, igual que siempre, sólo tienes que escribirme un DM.

Cierro el artículo con un vídeo que recoge algunas de las ideas y de los protagonistas de estos dos días de encuentro en Bilbao, y que grabé casi al asalto :)

CRÉDITOS: las tres fotos que ilustran este artículo fueron realizadas por Josu Garro y puedes verlas a tamaño completo en Flickr [imagen de cabecera, foto de Mar Izuel, foto de Paul Ibarra].

3 Comentarios respuesta

Deja un Comentario

Por favor, introduzca su nombre. Por favor introduzca una dirección de correo válida. Por favor, introduzca su comentario.