Modelos de participación en la red (II): los profesionales

En el primer artículo de esta serie planteábamos los porcentajes, respecto del total de internautas, que participan de cada uno de los roles descritos por Forrester Research [creadores, conversadores, críticos, colectores, interesados, espectadores e inactivos]. No debemos olvidar el elevado porcentaje de la población que aún no está conectada [en España se barajan cifras del 46% de hogares no conectados, de los cuales el 40% no lo están porque reconocen que no lo necesitan, lo cual supone algo más de un 18% de la población que no accede a la red ni le interesa].

Si nos centramos en el rol creador, que se corresponde con el prosumidor tal y como lo definió Alvin Toffler [The Third Wave, 1979], estamos sin duda ante el arquetipo del ciudadano de la Sociedad del Conocimiento, el consumidor de contenidos que a su vez es productor de los mismos, participando de forma activa en el intercambio de información a través de la red. El informe Forrester habla de un 23% del total de internautas, una cifra mayor de lo que podíamos imaginar, gracias probablemente a las aportaciones a través de microformatos, especialmente audio y vídeo, de los menores de 24 años [de los cuales el 95% se ha conectado al menos alguna vez a la red].

Sin embargo, parece difícil imaginar que gran parte de los usuarios mayores de 35 años puedan llegar a apoderarse de las tecnologías hasta el punto de convertirse en creadores [o prosumidores], basta echar un vistazo a nuestro alrededor, en nuestras propias empresas, para ver cuántos de nuestros compañeros y compañeras se encuentran en cada una de las cinco fases que describe el Modelo Dreyfus de adquisición de habilidades, porque entre estas fases y los roles de la participación en red diría que hay un alto grado de correlación, ya que al fín y al cabo tanto unas como otros son más un tema de actitud.

Alvaro Gregori recuperaba recientemente un artículo de Seth Godin para hablarnos del fin del empleado-commodity, al hilo de las transformaciones que las tecnologías estan generando en nuestro entorno y del fin de la era industrial:

Las empresas van a cambiar sí o sí. No es opcional. O cambias o desapareces. Y los trabajadores también tienen que cambiar. El problema es que las escuelas y universidades siguen produciendo una marea de este tipo de empleado-commodity de clase media. Siguen produciendo un tipo de trabajador para el que cada día hay menos trabajos.

¿Pero qué cambios les espera a las empresas y al mundo del trabajo en general? La consultora Gartner habla de 10 transformaciones que el mundo del trabajo va a experimentar en los próximos diez años, algunas de las cuales están intimamente ligadas al desarrollo de las competencias tecnológicas de la población activa y el apoderamiento de las tecnologías como herramientas de comunicación y gestión de la información y el conocimiento, como por ejemplo la experimentación en entornos simulados, la hiperconectividad o la deslocalización del puesto de trabajo.

Todo esto debe hacernos reflexionar sobre nuestro modelo educativo formal, que es el que se encarga de la formación inicial de los futuros profesionales, tanto a nivel de currículo como a nivel de integración de las tecnologías en la educación, pero también ha de tener repercusión en los sistemas de capacitación permanente de los profesionales en su puesto de trabajo.

NOTA: Todos los datos referentes a conectividad y uso de Internet citados en este artículo han sido extraídos del Informe Sociedad en Red 2009 [edición 2010] publicado por el ONTSI.

imagen | modificada a partir de la original de Jister Muicy con licencia CC-by-nc-sa

No Comentarios

Deja un Comentario

Por favor, introduzca su nombre. Por favor introduzca una dirección de correo válida. Por favor, introduzca su comentario.