tIC y Educación: 10 Tendencias y 10 Retos

tIC en el aulaRobert Hawkins, bloguero y especialista en educación en el Banco Mundial, basándose tanto en proyecciones como las del Informe Horizon 2010 como en su propia experiencia, publica una relación de diez tendencias mundiales en materia de TIC y Educación.

Creo que lo más interesente de estas tendencias [mucho más cercanas a las enseñanzas medias que las que planteabamos en el Informe Horizon] son los retos que plantean para l@s docentes y para los centros escolares, y que he intentado resumir en las siguientes líneas.

1. Mobile Learning: así como los teléfonos móviles han relevado a la telefonía fija, los dispositivos móviles con conectividad a Internet superarán a los ordenadores como el gadget preferente para trabajar en el aula: ¿seremos capaces de convertir al enemigo de las aulas en un aliado?

2. Computación en Nube: los desarrolladores están apostando por aplicaciones web en lugar de aplicaciones de escritorio, lo cual potenciado por los servicios de espacio web gratuito de las grandes compañías en Internet (Google, Yahoo, Microsoft,…) y la mayor versatilidad de los dispositivos móviles hace que para el ámbito educativo se planteen grandes oportunidades de trabajo en red. ¿Qué impacto tendrá en nuestro trabajo en el aula si nos hacemos esclavos de la gratuidad de estos servicios? [ejemplo: el caso Ning]

3. Computación Uno a Uno: la tendencia mundial es proveer a cada estudiante de un dispositivo conectado a Internet, ya sea un mini-portátil [como en el caso de la Escuela 2.0], un móvil o un tablet, lo que implica que las aulas y el profesorado deben ir preparándose para desarrollar ambientes de aprendizaje basados en este acceso universal a las tecnologías y a la información.

4. Aprendizaje Ubicuo: la mejora de las infraestructuras de conectividad así como el abaratamiento de los equipos informáticos y otros dispositivos de conexión a Internet hace que el ‘aprendizaje en cualquier momento y en cualquier lugar‘ plantee a la escuela la necesidad de redefinir sus espacios: tanto físicos como temporales… ¿van dejando de tener sentido las clases de 55 minutos y la sirena rompiendo el trabajo en el aula?

5. Juegos: deberíamos empezar a aprovechar el éxito que entre los jovenes tienen los juegos multijugador tanto para captar su atención e interés como para desarrollar competencias como el trabajo en equipo. ¿Qué valor tiene para nosotros el juego como recurso de aprendizaje?

6. Aprendizaje Personalizado: las tecnologías nos permiten pasar de aulas donde ‘enseñamos’ para un alumnado medio a aulas donde podemos adaptar materiales, recursos, atención y evaluación a las necesidades de cada alumno/a así como a sus propios estilos de aprendizaje.

aula 1.07. Redefinición de los Espacios de Aprendizaje: las aulas con los pupitres ordenados en filas y columnas no favorecen el aprendizaje colaborativo, interdisciplinario y centrado en el alumnado. Las aulas del futuro inmediato deberían contar con un mejor uso de la luz y los colores, con otro tipo de mesas [como las circulares], con espacios individuales para estudiantes y profesorado o con pequeños espacios de aprendizaje abierto para el aprendizaje basado en proyectos. Evidentemente la gestión del aula de estas características resulta a priori complicado para el profesorado que está acostumbrado a tener a todos sus alumnos y alumnas mirando la pizarra.

8. Contenidos Abiertos Generados por el Profesorado: el sistema escolar que propugna la OECD potencia la identificación y creación por parte del mismo profesorado de los recursos de aprendizaje más eficaces según las necesidades de cada grupo. Estos recursos no solamente complementan ya a los textos escolares sino que probablemente los sustituirán en un futuro no muy lejano. Aún más, ¿no debemos avanzar a un modelo donde también el alumnado participe en la generación de los contenidos?

9. Evaluación a través de Porftolios: La recogida, gestión, clasificación y recuperación de los datos relacionados con el aprendizaje ayudará al profesorado a entender mejor las lagunas de aprendizaje de su alumando, así como a personalizar el contenido y los enfoques pedagógicos, una evaluación que preste cada vez más atención a los procesos y menos a los exámenes.

10. Rol del Profesorado: los nuevos modelos centrados en el alumnado obligan a los docentes a redefinirse, a dejar de ser los poseedores del conocimiento para convertirse en mentores, dinamizadores de los procesos, identificadores de recursos, facilitadores de espacios de aprendizaje colaborativo,… en definitiva a transitar por terrenos poco frecuentados por la mayoría del profesorado.

¿Cómo de lejos crees que está tu centro, tu aula y tu propia práctica de los retos que plantean estas diez tendencias?

imágenes | child using laptop y old classroom [ambas con licencia Creative Commons]

No Comentarios

  • José L. Castillo11 junio, 2010 at 10:00 pm

    ¡Hola David!

    Creo que éste es un gran paso: definir los campos por los que tenemos que avanzar. Probablemente ahora venga otro, más ingrato: identificar los obstáculos que hay que remover. En cada uno de esos campos hay resistencias complicadas, que se entrelazan y refuerzan mutuamente.

    Jejejeje… Me temo que tu post es una “mala noticia”. Porque es un gran avance conceptual que nos lleva al siguiente sin remedio. Y el siguente es más feo. :)

    Responder
    • David Álvarez14 junio, 2010 at 10:43 am

      Querido José Luis, mi idea era precisamente esa, tratar de apuntar a los obstáculos o a los retos que cada una de eas 10 tendencia nos plantea. Lo que sigue no creo que sea más feo, más bien nos ofrece la oportunidad de crecernos, aprender, forjar nuestras fuerzas y superar nuestras debilidades, y afortunadamente podemos hacerlo con el apoyo de nuestro claustro virtual, ¿no?

      Responder
  • José Luis6 diciembre, 2010 at 12:42 pm

    David, un resumen muy interesante. En cierto modo, es lo que estamos intentando hacer en mi IES mi compañera Ana y yo.

    Problemas:

    1, La conexión va a trompicones y no cubre todo el Centro.
    2. Aunque algunos alumnos ya se llevan sus portátiles a clase, son una muy escasa minoría.
    3. No ven el móvil como una herramienta de trabajo, sino de ocio (les extrañó que los usáramos en clase).
    4. Tienen muy arraigado el sistema tradicional. El curso pasado una alumna de Primero de Bachillerato me dijo literalmente: “A mí, en Selectividad, me van a pedir que analice oraciones; no que grabe audios.” Y este año, una echaba de menos trabajar con cartulinas.

    En fin, el cambio de mentalidad no sólo compete a los profesores, sino también a los alumnos.

    Por cierto, creo que coincidimos en el pasado EABE (me ha parecido verte en una foto de grupo). A ver si nos vemos en éste.

    Saludos.

    Responder

Deja un Comentario

Por favor, introduzca su nombre. Por favor introduzca una dirección de correo válida. Por favor, introduzca su comentario.